Desde el Blog

suelo-pelvico

SUELO PELVICO

El Suelo pélvico es una estructura anatómica compleja, compuesta en un 70% por fascias y en un 30% por músculos y ligamentos que cierran la parte inferior del abdomen manteniéndole en posición correcta.

Es muy importante por las funciones que cumple:

Función de amortiguación

Esto significa que absorbe o compensa el movimiento de las vísceras ante los esfuerzos que provocan un descenso del diafragma (tos, estornudos, etc…)
Función de soporte
El suelo pélvico aguanta el peso de la vagina, recto, útero, vejiga y uretra dentro de los órganos pélvicos que a la vez soportan el peso de todo el aparato digestivo.
Función sexual
Muchas de las patologías del suelo pélvico presentan una alteración del conjunto que lo sustenta, por alteración de las fibras de colágeno y falta de vascularización de la zona.
Los músculos del suelo pélvico ayudan también a la estabilidad y al equilibrio de la pelvis y de la columna lumbar.

Las patologías más comunes son:

Inflamación
Dolor pélvico Crónico
Sequedad Vaginal
Incontinencia urinaria
Candidiasis
Estreñimiento
Hemorroides
Fisuras anales
Trastornos en la menstruación (amenorrea, dismenorrea, dolores menstruales)
Recuperación post-parto
Cicatrices (cesáreas, laparoscopias, etc…)
Episiotomías
Endometriosis
Disfunciones sexuales
Dolor lumbar y región pelvitrocanterea
Vaginismos
Cocigodinias (dolores de coxis)

Estas patalogías son problemas que aunque no son vitales, pueden afectar en gran medida a nuestra calidad de vida
La primera línea de tratamiento de los problemas de suelo pélvico es la FISIOTERAPIA y dentro de las técnicas de fisioterapia, están el entrenamiento de los músculos de suelo pélvico, la electroestimulación y la diatermia y la osteopatía.

 

Pin It on Pinterest