Desde el Blog

Untitled-2

Una de cada dos mujeres embarazadas sufre lumbalgia o ciática durante los meses que dura la gestación. De hecho es la consulta más común en la clínica por mujeres gestantes.
Aunque estas dolencias pueden aparecer en cualquier momento del desarrollo fetal, es más habitual que se den entre el 5º y el 8º mes.
¿Por qué aparecen la lumbalgia y la ciática durante el embarazo?
El centro de gravedad se ve alterado y desplazado hacia adelante debido al crecimiento del tamaño del útero y del peso extra que ha de soportar. El cuerpo lo compensa acentuando las curvaturas raquídeas, causando tensión en la musculatura que rodea la espina dorsal y haciendo que la pelvis rote hacia adelante (anteversión pélvica).
Durante el embarazo aumenta la liberación de Relaxina que es una hormona que ayuda a dar elasticidad a los ligamentos y al cuello del útero, eso tiene a veces el inconveniente de que genera una hipermovilidad de las articulaciones que puede causar dolor lumbar
¿Qué podemos hacer si padecemos lumbalgia o ciática durante el embarazo?
Evitar coger peso
Mantener una correcta higiene postural.
Es conveniente realizar ejercicio moderado y controlado por profesionales como Pilates o yoga para embarazas.
Acudir al fisioterapeuta para que realicen tratamientos especializados en el cuerpo de la mujer embarazada, que ayuden a mitigar los dolores lumbares.
Cómo trabajamos
Utilizamos la osteopatía craneal para trabajar el problema, realizando palpaciones en diferentes partes del cuerpo (cabeza, columna, abdomen y extremidades), para sentir la calidad y cantidad de movimiento o la falta del mismo en las diferentes zonas anatómicas.
Evaluamos los huesos y meninges craneales, el sistema músculo esquelético y el sistema visceral.
Con la Osteopatía craneal a parte de la disfunción mecánica que haya en el organismo, actuamos también sobre el aspecto emocional ligado a la lesión.
Es una técnica muy suave y sutil que cuida tanto a la mamá como al bebé.

 

Pin It on Pinterest