Desde el Blog

Running

La práctica del running, lleva asociadas una serie de molestias físicas que debemos saber identificar para intentar prevenirlas, aunque la mejor recomendación sin duda, consiste en ponerse rápidamente en las manos de un profesional para conocer su alcance y el tratamiento a seguir.
Hace unos meses, la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología dio un toque de atención a todos los amantes del deporte, al confirmar que las lesiones deportivas, hoy por hoy, son más frecuentes en deportistas aficionados que en atletas profesionales. La causa no es otra que el gran incremento de personas que se ‘enganchan’ a la práctica deportiva.
Sin embargo, independientemente del nivel y perfil del corredor, desde los deportistas más novatos hasta los más experimentados, nadie queda libre de sufrir algún tipo de lesión cuando se entrena o compite en carreras populares. El gran impacto y la enorme presión que ejerce el running sobre nuestro organismo, hace que la recomendación inicial no sea otra que la de saber escuchar al cuerpo para prevenir la aparición de las temidas lesiones.

Una pequeña lesión si no se procede con el tratamiento correcto, puede llegar a convertirse en un problema crónico. Por eso,identificar los dolores será nuestra voz de alarma para saber “cuándo debemos bajar la intensidad y el ritmo de los entrenamientos”.

Es importante escuchar a nuestro cuerpo y acudir a un profesional en cuanto notamos los primeros síntomas de alerta para evitar así las temidas lesiones.

Las lesiones del corredor más comunes son:

La fascitis plantar
El síndrome de la cintilla iliotibial
Distensiones, contracturas o roturas fibrilares
La tendinitis rotuliana (rodilla del corredor)
Lesiones en isquiotibiales
Sobrecarga del piramidal

La fisioterapia preventiva es la mejor herramienta para los aficionados al running.

Hacer un trabajo correcto de potenciación muscular, un programa de estiramientos específicos te evitará que pueda agravarse el estado de una pequeña molestia y se convierta en una lesión grave

 

Pin It on Pinterest