Desde el Blog

alergias

La fisioterapia respiratoria es un conjunto de procedimientos para la estabilización de las alteraciones que afectan al sistema toracopulmonar.

hoy en dia hay un aumento de las enfermedades respiratorias como la bronquiolitis infantil o asma; vinculadas a diferentes factores como alergia, la genética, y factores medioambientales .

Para mejorar e incluso solucionar estas alteraciones es necesaria la aplicación de la fisioterapia respiratoria, eliminando la mucosidad infectada y previniendo recurrentes infecciones, sin la necesidad de recurrir a antibióticos y demás medicamentos.

Objetivos:

El objetivo es eliminar las mucosidades que existen en el árbol bronquial para conseguir que los niños inhalen una gran cantidad de aire y logren una mayor musculatura respiratoria. De esta manera se evitan infecciones y complicaciones broncopulmonares, se mejoran los niveles de oxigeno en sangre, se consigue un aumento de la fuerza y la resistencia de la musculatura respiratoria y, en definitiva, se consigue una mejor calidad de vida y un bienestar tanto psicológico como físico.

Tratamiento:

Principalmente está basado en técnicas de estimulación y relajación. Consisten en la realización de una serie de maniobras donde colocamos nuestras manos en el tórax y el abdomen del bebé, de forma que mediante presiones, aumentamos el flujo aéreo, y con ello, movilizamos todas las secreciones que taponan los bronquios de los niños. De esta manera conseguimos que el moco se desprenda, y se evacue a través de toses provocadas. Tendremos que tener en cuenta la anamnesis y auscultación para seguir su estado, evolución y resultados.

Las técnicas se adaptan a la edad del bebé, siendo realizadas incluso en la edad neonatal. En ningún momento el bebé sufre ningún daño o lesión aunque lo normal e incluso buscado sea la presencia del llanto durante la sesión para poder evacuar el moco acumulado en las zonas más profundas.

 

Pin It on Pinterest